#03 Bodoc / Novela

El encuadre paterno

El encuadre paterno

Indagar en el padre es indagar en nosotros, como hijos, y al igual que La invención de la soledad, Fuera de cuadro divide en el papel dos secciones "Padre" e "Hijo". Y deja en evidencia que por más que nos diferenciemos (nos dividamos en otro capí­tulo) no podemos deshacernos de lo que hay en nosotros de nuestros ancestros

La liquida viscosidad del lenguaje

La liquida viscosidad del lenguaje

La novela está segmentada en tres partes: El libro de Juana, El libro de Andrea y El ojo y la flor. Y en principio estas partes ordenan narrativamente las peripecias de estas hermanas (Juana y Andrea) que viven en un mundo cercano y lejano al mismo tiempo: toda la acción transcurre en el Tigre, una localidad del conurbano bonaerense.

Hombres con derecho a engendrar

Hombres con derecho a engendrar

La trama, en una narración ágil, precisa y no del todo despojada, con una progresiva tensión, induce a múltiples pensamientos entre personajes que se dividen entre la continuidad o la extinción de la raza humana. El espacio y el tiempo son un futuro que opera como una parábola turbulenta donde las acciones de los protagonistas Cecilia y Martí­n, una pareja que concibe el amor como un sentimiento de otra época y el sexo, "un encuentro entre espermatozoides y el óvulo congelado", más que placer producen "dolores y molestias".

Se fue como una genia

Se fue como una genia

Un encuentro sencillo y festivo con Galileo Bodoc, hijo de Liliana, donde nos trae a la autora desde su mirada í­ntima. Nos cuenta las bambalinas de La saga de los Confines y nos confirma lo presente que sigue estando Liliana entre todos nosotros.

La alquimista

La alquimista

Como buena alquimista, Bodoc mezcla, sublima en sus probetas imaginarias los elementos primigenios de la fantasí­a anglosajona y las leyendas guaraní­es.

Sensatez amorosa

Sensatez amorosa

En El perro del peregrino (Alfaguara, 2013) Liliana Bodoc entreteje magistralmente la sensatez amorosa de quien puede ser considerado el personaje más relevante de la Historia Occidental, desde su pluma verosí­mil, emotiva y colmada de musicalidad poética.

Liliana Bodoc en el aula: una experiencia, dos versiones

Liliana Bodoc en el aula: una experiencia, dos versiones

A partir de esta decisión, me encontré, como docente, una y otra vez con la historia de esta novela. Y a pesar de ya no ser lectora sino re-lectora del texto, cada año vuelvo a sentir, frente al prólogo, la extraña sensación de estar parada en el umbral de una nueva historia. Es que, en definitiva, en este ejercicio literario de encuentro y reencuentro, descubro que nunca se trata del mismo texto. Tampoco de la misma lectora cada vez… la relectura de una novela puede que se parezca en esta experiencia a la nostalgia; vamos recordando la trama de la historia y nos reencontramos, de tanto en tanto, con los pasajes que nos emocionaron alguna vez y por motivos que quizá ya ni recordamos.  

Liliana Bodoc, últimas obras editadas y su actual escritura sutil

Liliana Bodoc, últimas obras editadas y su actual escritura sutil

Liliana nos dejó a muchos mirando a través del tul, rasgándolo a veces al borde de la locura, buscando el no lí­mite del Misterio, pero por algún motivo, el de ella quizás, nos dejó con esa textura sutil pegada al rostro para que nunca dejemos de buscar, de entender lo inentendible.