#02 EL ARTE / Marí­a Rizzi

Cuando un analista escribe

Cuando un analista escribe

Cuando Lacan lanzó en Roma la siguiente advertencia: "Soy un payaso. Sigan el ejemplo, ¡y no me imiten!", no tení­a, seguramente, la más mí­nima idea de lo poco que su advertencia iba a ser tenida en cuenta. Y muy especialmente a nivel de la escritura de los textos psicoanalí­ticos: el barroquismo es, sin duda, dentro de los múltiples pecados de imitación, solo uno de los más banales.